“Los odiosos ocho” (Quentin Tarantino) por Jordi Sánchez

Poseedor de una filmografia impresionante para un director y guionista totalmente autodidacta,Quentin Tarantino,hijo pródigo de los noventa surgido directamente de las estanterías de videoclub,nos trae su octavo trabajo rodado enteramente en un obsoleto Ultra Panavision 70 mm y recuperado a partir de una historia propia que sucedida por diversas etapas y fases(algunas mas incomodas que otras),finalmente encuentra su merecido letargo en la gran pantalla.

“The heightful eight”,“Los 8 odiosos” aquí en España,nos narra la tensión y el violento conflicto sucedido durante unas pocas horas en un invierno del siglo XIX dónde ocho extraños entre sí,se refugian en el interior de una peculiar cabaña perdida en medio de las montañas de Wyoming,enmarcados en el vientre de un gélido temporal…

Al igual que otros compañeros de oficio como pueden ser George Lucas,Kevin Smith o Robert Rodrigez entre muchos…Tarantino a construido y explotado cinematograficamente un universo onírico personal propiamente rico,en el cual encontramos múltiples referencias suyas muy bien entrelazadas…que a parte de hacer las delicias de toda una legión de seguidores,éstas,satisfacen su propio paladar…

…y es claramente ese particular fetichismo junto a su artesanal ejercicio de ego el que nos permite disfrutar de un cine con una belleza,perfección y un grado de adicción,únicos.

Podemos hablar del polivalente autor como un personaje mas de su cine tan auténtico,y que a la vez,trata a su obra de una manera muy singular…

…escritor clasicista,conservador empedernido,fanático y entusiasta,complejamente descriptivo,sobre protector hasta el extremo,obsesivamente detallista,y totalmente trágico y teatral…pero a la vez,empapado y devorador hasta arriba de todo tipo de cultura…tanto popular como underground.

Con un estilo elegante y puro,Tarantino muestra una pasión fuera de sí por cada uno de los personajes que surgen de su mente,sean principales,secundarios o de atrezzo,si se me permite el adjetivo…dotándolos de una profundidad asombrosa…exagerada tal vez…con vida propia…e introduciendolos en situaciones limite y extremas para su particular uso y disfrute…y Tarantino es totalmente consciente de ello…

El cine de Tarantino es visceral como pocos,amante y atrevido con todos los géneros…con un uso de la cinematografía autenticamente viva,y con un manejo del tiempo con denominación de origen…

Tal vez haya algunos de sus trabajos que no convenzan durante su primera apertura…pero al igual que sucede con una melodía que no se acaba de saborear bien durante el transcurso de su primera escucha…al dejarnos llevar nuevamente,se cae en cuenta de que todo encaja…y de repente surje el arte…fluye la poesía,la emoción…y neciamente le damos la vuelta al asunto,y descubrimos que estábamos totalmente errados…se torna totalmente perfecta y asombrosamente indispensable en nuestra colección…porque los trabajos de Tarantino no dejan de ser éso…viejas melodías…valiosas e intensas melodías que te acompañarán toda tu vida como espectador nato.

Pero lo que de verdad me gustaría destacar en esta breve reflexión,es básicamente la total madurez como adulto,la brillante y lúcida genialidad que este peculiar artista a logrado alcanzar dentro de su apreciado oficio y concretamente con sus tres últimos ensayos de corte histórico…curiosamente carentes de grandes éxitos…

…solo grandes e ilustres personajes propios de la industria como referentes del sector y que a modo de inspiración fueron sus “maestros de escuela”,pueden lograr tales epopeyas fílmicas…

Quentin Tarantino ha sido,es,y será,uno de los directores del cine independiente americano reciente con mano europea mas importante e influyentes de estas ultimas décadas…un autentico icono a temporal para bien o para mal que convierte a estos ocho odiosos en una de las mas completas,complejas,exquisitas y personales obras de este cineasta tan genuino…una submergente,visceral,hipnótica,distinta e íntima experiencia para cada visionado que uno se permita realizar…un trabajo que ya es todo un referente,y una cinta que como toda buena reserva,ya tiene fijada de aquí unos años la etiqueta de clásico imprescindible sin fecha de caducidad o expiracion…aunque solo sea por pura y lujosa referencia cinematográfica.

Por Jordi Sánchez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s